Elegir un Buen Terapeuta Online – Pasos

elegir buen terapeuta online

Cómo Elegir un Buen Terapeuta Online en 13 Simples Pasos

Elegir un buen terapeuta online no es tan fácil (ni tan difícil) como se podría imaginar. No es tan fácil porque no se trata de hacer una búsqueda en Google y mirar entre los primeros terapeutas online que ofrecen sus servicios. Y no es tan difícil porque, siguiendo unas pautas, podrás elegir entre varios terapeutas online que se adapten a tus necesidades.

No hace mucho publicaba un post sobre cómo encontrar un buen psicoterapeuta en el que doy una serie de pautas que te ayudan a encontrar la mejor terapia y profesional para tu caso. Puedes visitar ese enlace después de leer este post. En cierto modo, se complementan el uno al otro. La única diferencia entre este artículo y el otro se halla en la modalidad: ¿quieres un terapeuta online o prefieres la modalidad presencial?

En mi modesta opinión, creo que esa (terapia online o presencial) es la primera pregunta que deberías hacerte si estás pensando en acudir a terapia.

¿Es posible encontrar un buen Terapeuta Online? ¿Cómo?

Como ya explico en ese otro post que te indico más arriba, sí, es posible encontrar un buen terapeuta online. Lo único es que tienes que seguir una serie de pautas para poder elegir al más adecuado PARA TI. Esas pautas son las que voy a darte a continuación. Pero primero, deja que te explique las ventajas de acudir a terapia online.

Ventajas de la Terapia Online

Si has llegado hasta aquí, es probable que ya hayas decidido que lo que quieres es un terapeuta online, debido a las numerosas ventajas que supone y que detallo en ese post. Aquí meramente te enumero algunas de ellas:

  • La terapia online es más accesible, tanto para personas extremadamente ocupadas, como para personas con movilidad reducida, o que no cuentan con un psicoterapeuta cercano por vivir en áreas más remotas, por ejemplo.
  • La terapia online te ahorra tiempo, y tal vez dinero. Algunos terapeutas ponen tarifas ligeramente más bajas en su modalidad online.
  • Flexibilidad y conveniencia en los horarios, comodidad, etc.
  • No hay límites geográficos. Imagina que sabes de un terapeuta excelente, pero al que sería imposible para ti acudir presencialmente. Con la terapia online ya no existe esta barrera.
  • El entorno y la intimidad. Hay gente que se siente más segura en la intimidad de su propia casa o despacho.
  • Tu selección de profesionales se amplía. Imagina que cerca de ti hay un solo terapeuta y no ejerce una especialidad que tú deseas. Si no existiera la alternativa online, tendrías que acudir a ese, no te quedaría otra. Con la opción online, puedes buscar, encontrar y elegir a un terapeuta que se adapte mucho más a ti y a lo que a ti te conviene.

Estos son solamente algunos de los beneficios de la terapia online. En el post que te indicaba un poco más arriba desarrollo todos esos puntos y más, así como alguna que otra desventaja.

Pasos para encontrar y elegir un Buen Terapeuta Online

Recuerda que no solamente van a terapia las personas que tienen un trastorno. Hay muchos mitos sobre ir a terapia y ese es uno de ellos (también hay muchos mitos sobre la modalidad de terapia online que desmiento en ese post). Hay mucha gente que va al terapeuta para mejorar su autoestima, para saber cómo salir de su zona de confort y superar miedos, para cambiar creencias o patrones de pensamiento, para su propio crecimiento personal, para superar un acoso escolar o laboral, etc. Por lo tanto, ir a terapia no significa estar enfermo o tener una patología.

Así que, damos por hecho que ya has tomado la decisión de acudir a terapia, sea por la razón que sea. Damos por hecho también que ya conoces las diferencias entre la terapia online y la terapia presencial, y que has elegido la modalidad online.

Ahora, sigue estos pasos, y casi te puedo asegurar que encontrarás un terapeuta online que cubra tus necesidades. Te voy a pedir que cojas un cuaderno y un bolígrafo antes de seguir leyendo para anotar un par de cosas

elegir buen terapeuta online
Cómo elegir un buen terapeuta online

Paso 1. Identifica la Razón por la que quieres acudir a un Terapeuta

Aunque parezca una tontería, es importante tener muy claro POR QUÉ deseas o necesitas un proceso de terapia. Las razones pueden ser infinitas y yo suelo “clasificarlas” en diferentes “niveles”, según la gravedad (en el post sobre encontrar un buen terapeuta que te menciono arriba, desarrollo esto en profundidad y enumero muchas más cosas por las que se puede acudir a terapia).

En el nivel, digamos, más grave, estarían las personas que tienen una patología, traumas, adicciones, trastornos (trastorno obsesivo – compulsivo, trastornos en la alimentación, trastorno límite de personalidad, depresión, …).

Después hay un nivel intermedio. Mucha gente va a terapia porque, aun sin tener ningún tipo de patología, “notan” que llevan un tiempo sintiéndose mal emocionalmente y necesitan ayuda externa. En estos casos, es importante hacer caso a nuestra intuición, porque lo que hoy es un malestar emocional, mañana puede derivar en afecciones más graves, como una depresión. Personas que están pasando por periodos de cambios fuertes, que empiezan a tener síntomas de depresión o ansiedad, superación de duelo, acoso escolar, laboral, etc.

En el último nivel, más leve, yo agruparía todo lo demás. Es decir, personas que, pese a no sentir un gran malestar, tampoco se sienten bien; que quieren mejorar su bienestar, que quieren conocerse mejor, que quieren aprender a salir de su zona de confort, que quieren mejorar aspectos relacionales con su familia, pareja, hijos; que están sufriendo una crisis vital sin saber por qué, que tienen falta de autoestima (síntoma que, sostenido en el tiempo, puede desembocar en problemas más graves como la ansiedad o la depresión), que les gustaría mejorar algún aspecto de sí mismos como la timidez (crecimiento personal), etc.

También incluiría en este último grupo a personas que desean mejorar relaciones con otras personas. Hay muchos especialistas en terapias de pareja, familiar, de relaciones, empresas y PYMES, etc. Los problemas que suelen enfrentar estos grupos de personas son relacionales, sociales y de comunicación.

Identificar la razón y en qué grupo te encuentras puede ser clave a la hora de elegir a un terapeuta online que se adapte mejor a ti.

¿Qué te pasa exactamente, qué quieres resolver? Anótalo.

Paso 2. Identifica qué Objetivo persigues con la Terapia

Ya hemos pasado con el punto 1 por el POR QUÉ. Ahora llegamos al PARA QUÉ. Es decir, ¿qué resultado esperas sacar al concluir la terapia? En otras palabras: ¿qué objetivo tiene la terapia en tu caso personal?

Ejemplos: Quiero…

  • eliminar mi depresión/ansiedad/trastorno/adicción.
  • dejar de sentir miedos que sé que son ilógicos, como mi miedo a ir a reuniones o fiestas, debido a mi timidez.
  • dejar de sentirme menos que los demás o que me miran por encima del hombro.
  • mejorar mi relación con mis hijos adolescentes, quiero comprenderles mejor.
  • conocerme mejor a mí misma para poder limar mis defectos y realzar mis virtudes.
  • Soy una persona bastante negativa y quiero cambiar eso, quiero cambiar mis patrones mentales.
  • Etc.

Este paso también es clave para, posteriormente, poder elegir un buen terapeuta online.

¿Qué quieres conseguir exactamente con la terapia? Anótalo.

Paso 3. Conoce los Enfoques de Terapia

Si no conoces los principales enfoques de terapia que hay, sería conveniente que te informases, aunque sea por encima. En un post que después te diré te hablo de los 4 enfoques principales de psicoterapia y en este otro te informo sobre las pseudoterapias para que saques tus propias conclusiones sobre ese tema.

En mi opinión, es importante que tengas al menos una ligera idea de los enfoques terapéuticos para que puedas tener las herramientas necesarias para elegir con más acierto un buen terapeuta online.

Aunque es cierto que todas las terapias pueden ayudar a cualquier persona con todo tipo de problemas, también es verdad que hay ciertas terapias que dan mejores resultados para según qué tipo de problemas. Por ejemplo, el enfoque cognitivo – conductual es especialmente eficaz en personas que buscan resolver problemas de ansiedad, depresión, trastorno bipolar, trastornos en la alimentación, TOC, insomnio…

Saber un poquito sobre los enfoques más habituales en terapia te puede ayudar mucho a elegir mejor tu terapeuta online más adelante. En ese post también te digo para qué afecciones suelen estar más indicadas las diferentes terapias.

Paso 4. También hay terapeutas para grupos específicos de personas

Por ejemplo, muchos profesionales se dirigen y especializan específicamente en adolescentes, mujeres, familias, empresas y PYMES, parejas, personas mayores, jubilados, padres y/o madres, víctimas de violencia machista… También los hay que se especializan en profesionales de diversos ámbitos, como personal sanitario, políticos, personal de vuelo, personal académico, ejecutivos/as, grupos o equipos de trabajo…

Tal vez te encuentras en uno de estos grupos. En ese caso, más adelante, quizá sea conveniente que lo especifiques en tu búsqueda. Anótalo y tenlo en cuenta.

Paso 5. Determina entonces qué tipo de terapeuta elegir

Casi lo tenemos.

Ahora ya tienes respuesta a las preguntas, CÓMO (online), POR QUÉ y PARA QUÉ. Has escrito y diferenciado bien lo que te pasa, qué quieres conseguir, si hay alguna especialidad en la que encajas, e incluso tal vez, mediante qué enfoque terapéutico.

Pues ya puedes tener una idea, un concepto bastante claro del tipo de terapeuta online que elegir. Por ejemplo:

“Necesito un terapeuta online que me ayude con mi problema de autoestima. Tal vez la terapia humanista sea adecuada. ¿Habrá terapeutas online que se especialicen en esto? Voy a buscar”.

Escribe una nota similar a la anterior en tu libreta y tenla en cuenta para más adelante.

Paso 6. Habla con tu círculo

Tal vez alguien que conozcas ya tiene o ha tenido un terapeuta online. Pregunta y averigua si podría ser el adecuado para ti.

Anota: ¿a quién puedes preguntar?

Paso 7. ¿Tienes algún requisito adicional?

Generalmente no se suele caer en esto. Por ejemplo, hay personas que prefieren hablar con una psicoterapeuta, mientras que otras prefieren que sea un hombre. También es posible que puedan tener otras preferencias. ¿Prefieres un terapeuta de la comunidad LGBTI? ¿De un colectivo o cultura específica por ser la tuya? Etc.

Es algo a tener en cuenta. Piensa en ello y anota cualquier requisito especial que tengas.

Paso 8. Haz una buena búsqueda en Google

Ya estamos en los últimos pasos para que puedas encontrar y elegir un buen terapeuta online. Saber cómo hacer buenas búsquedas en Google es clave a la hora de obtener resultados lo más relevantes posible. Buscar en Google seguramente ya sabes, pero te voy a dar unos consejos para mejorarla.

  • Como sabes que lo que quieres es un terapeuta online, esa es la primera parte de la frase de búsqueda en Google
  • Si además quieres que el profesional esté cerca, por si quieres acudir alguna vez de forma presencial, entonces añade tu localidad. Ejemplo: terapeuta online Bilbao
  • Ahora añade la especialidad o el enfoque terapéutico. Ejemplo: terapeuta online Bilbao autoestima o terapeuta online Bilbao parejas o terapeuta online Bilbao psicodrama
  • O combina alguna de las anteriores. Ejemplo: terapeuta online Bilbao autoestima psicodrama o terapeuta online Bilbao PYMES psicodrama
  • ¿Tienes algún requisito especial como querer que tu terapeuta se especialice en el colectivo LGBTI? Añádelo a tu frase de búsqueda primaria.   

Si Google es el buscador número 1 es por algo. Siempre intentará arrojar los mejores resultados según tu búsqueda. Por ello hay que dar a esa búsqueda la importancia que merece y hacerla lo mejor posible, como te he enseñado.

En el siguiente enlace te muestro los resultados que he obtenido en Google de una búsqueda aleatoria que he hecho de terapia psicodrama online.

Anota en el cuaderno tus 2 o 3 posibles frases de búsqueda.

Paso 9. Examina los resultados

Una vez tengas claro qué palabras poner en esa frase de búsqueda que ponemos en el cajetín, no te quedes en los primeros resultados. Te aparecen 10 en una página. Recuerda que pueden aparecerte también anuncios pagados.

Coge de nuevo tu libreta para anotaciones. “Escanea” y haz clic en algunos que, de entrada, te dan buena impresión. Déjate llevar por lo que te diga tu intuición. Si de entrada hay algo que no te gusta, hay muchos peces en el mar. Sal de ahí y continúa escaneando y entrando en diferentes sitios web. Y así. Ve haciendo anotaciones sobre ellas. Te ayudará más tarde a elegir al terapeuta online adecuado.

No puedo decirte hasta qué página de Google o hasta qué resultado deberías indagar. En mi caso, cuando hago búsquedas de este tipo (por ejemplo, si requiero un informático) suelo “escanear” tres páginas, o sea, 30 resultados. Por supuesto, no abro todos, pero sí muchos.

IMPORTANTE: ten en cuenta que entre esos resultados habrá sitios web que no ofrecen servicios de terapia, son meramente informativos.

Decide hasta cuántos resultados vas a llegar.

Paso 10. ¿El precio importa?

Cuando hablamos de cuestiones de salud y bienestar, solemos decir que no importa lo que cueste. Pero la realidad es que todos tenemos una economía, unos gastos, etc. Habrá gente muy desahogada económicamente y gente que no lo esté tanto y necesite un buen terapeuta online que la ayude a superar sus problemas o malestar a un precio competitivo.

Piensa cuál es tu “presupuesto” y hasta qué tarifa crees o estás en disposición de llegar. Una vez tengas esa lista de terapeutas a elegir y hables con ellos, consulta sus tarifas y toma decisiones.

Paso 11. Empieza a contactar con Terapeutas Online

Finalmente, has de hacer una criba y tendrás que quedarte con 5 terapeutas online que te han gustado y de los que tendrás anotaciones. Contacta con todos ellos (te recomiendo a través de sus formularios de contacto, no directamente por teléfono) y sigue haciendo anotaciones.

¿Cuán rápido responden? ¿No responden? ¿Cómo es su primer email de respuesta a tu consulta? ¿Son cercanos? ¿Qué impresión te dan en ese primer contacto?

Paso 12. La Consulta o Sesión gratis con Terapeutas

Concierta una consulta gratuita (si la ofrecen) y hazles preguntas sobre lo que te lleva a querer iniciar un proceso de terapia, su especialidad, qué terapia emplean, si es la adecuada para tu objetivo, etc.

Tu intuición en estas llamadas juega un papel muy importante, hazle caso. Tal vez el profesional con el que hablas es el mejor en su campo, pero, si hay algo en él o ella que no termina de agradarte, aunque no sepas ni identificar lo que es, tu proceso de terapia se resentirá. Elige un terapeuta online con el que, desde el primer contacto, te sientas súper cómoda/o.

Si el precio es un factor importante para ti, ten en cuenta las tarifas individuales y cuánto duran las sesiones. Si son de hora y media, por lógica tienen que costar un 50% más, pero los resultados también se verán antes, supuestamente. Puedes preguntar si tienen paquetes de varias sesiones, cuántas sesiones serán, etc.

Toma notas de todo ello, pero recuerda que aquí lo que debes seguir, más que tus notas, es tu intuición, las sensaciones que te ha provocado esa conversación online.

Paso 13. Hora de elegir un buen Terapeuta Online para ti

Con toda la información (y sensaciones recogidas por tu intuición) que has recolectado de todos los terapeutas con los que has podido hablar, haz una nueva criba y decide.

Recuerda: no elijas a tu terapeuta basando tu decisión en elementos demasiado “racionales” (por ser más económico o porque su despacho parece más profesional) si en el fondo no te has sentido tan a gusto.

Es clave en tu mejoría que te encuentres súper a gusto, incluso que halles esa especie de conexión con tu terapeuta desde el principio.

Conclusión

Como has visto, no es difícil encontrar y elegir un buen terapeuta online, si sabes cómo. Se trata simplemente de tener claro lo que necesitas y lo que quieres, por un lado, y de tener un poco de estructura en el proceso de búsqueda y selección, por otro. Espero que este post te haya ayudado en tu búsqueda.

Ponte en contacto conmigo si necesitas cualquier aclaración o si quieres empezar tu proceso de terapia online y tienes algunas preguntas que hacerme. Aquí tienes el formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.