¿Qué Tipos de Terapia hay?

¿Qué Tipos de Terapia hay

Tipos de Terapia

Hoy en día hay muchos tipos de terapia. Desde las más modernas e innovadoras como el psicodrama hasta las más ancestrales como el Tai Chi. Los tipos de terapia vienen dados según las escuelas o metodologías de las que nacen. Pero hay muchos tipos de terapia cuya eficacia NO ha sido probada e incluso algunas que, según el mundo científico, pueden resultar perjudiciales. Por esto es muy importante distinguir en qué grupos se encuentran. Hay terapias psicológicas y terapias complementarias, alternativas, naturales o pseudoterapias. Aquí las llamaremos Terapias Alternativas o Naturales.

Ante la infinidad de terapias, tanto psicológicas como complementarias, que existen hoy en día, tanto ancestrales como de creación más actual, es de suma importancia que siempre te informes sobre el tipo de terapia en la que puedas estar interesado/a, puesto que multitud de pseudoterapias no cuentan con el beneplácito de nuestro Ministerio de Salud. Ante la duda, ponte en contacto con ellos.

Por lo anterior, me gustaría primero explicar brevemente las terapias alternativas y naturales, también denominadas complementarias.

Nota: si lo que buscas es información sobre tipos de terapia según su modalidad (presencial y online), entonces dirígete a alguno de estos posts:

También te recomiendo que veas cómo explico en qué consiste la Terapia con Alma.

Terapias Alternativas o Naturales

Hay países en los que se consideran complementarias algunas terapias alternativas o naturales que en otros países se consideran casi superchería, igual que hay países en los que hay medicamentos permitidos que en otros están prohibidos (como el Nolotil, que en España está permitido y en muchos países de nuestro entorno no se puede vender legalmente).

Las Terapias Alternativas son un conjunto de técnicas que se encuentran dentro del ámbito de la medicina no convencional, también denominada tradicional, que puede o no ser considerada complementaria a la medicina científica.

Algunas de ellas han sido reconocidas por la OMS, por su probada seguridad y validez, y otras no. En el siguiente enlace encontrarás un informe de la estrategia de la Organización Mundial de la Salud sobre medicina tradicional 2014 – 2023.

Tipos de Terapias Alternativas

Por otro lado, el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de Estados Unidos, organismo gubernamental, clasifica estas terapias en estas cinco categorías generales:

TERAPIAS ALTERNATIVAS Y NATURALES

  • Sistemas integrales o completos: Constan de un sistema completo de teoría y práctica. Algunos ejemplos son la Homeopatía, el Ayurveda o la Medicina Tradicional China, que incluye la Acupuntura.
  • Terapias biológicas: Estas terapias naturales se caracterizan por el uso de sustancias como hierbas, alimentos y vitaminas y no han sido probadas desde el punto de vista científico. En algunas de estas terapias (terapia nutricional, fitoterapia) se usan productos de herboristería, o suplementos dietéticos.
  • Métodos de manipulación y basados en el cuerpo: Este tipo de terapia alternativa se centra en el movimiento o en la manipulación de alguna parte corporal. En estas terapias alternativas se incluyen por ejemplo la osteopatía, la quiropráctica, el shiatsu, la reflexología, así como el drenaje linfático, la aromaterapia y los masajes.
  • Enfoques sobre la mente y el cuerpo: Este tipo de terapia alternativa se basa en prácticas que concentran la interacción entre la mente, el cuerpo y comportamiento. También emplea técnicas de control mental con el fin de promover la salud. Entre ellas destacan el yoga y la meditación, pero también se incluyen terapias creativas relacionadas con el arte, la música o la danza (musicoterapia, arteterapia). En este grupo se incluirían aquellas terapias naturales o alternativas como la biodescodificación o la bioreprogramación, terapias que promueven el origen emocional de las enfermedades y, por tanto, su curación mediante la resolución del conflicto.
  • Terapias sobre la base de la energía: Basadas en el empleo de campos de energía para influir en la salud, tratan de afectar a supuestos campos que rodean o penetran el cuerpo humano. Ejemplos de este grupo de terapias son el Tai Chi, el Reiki, el Qi gong (chi-kung) o las terapias florales.

Si te quieres informar DE VERDAD sobre las pseudoterapias, terapias alternativas, naturales y complementarias, te recomiendo encarecidamente que visites ese enlace. Es un post que escribí para informar sobre estas terapias que no siempre son muy lícitas.

Consulta o infórmate bien antes de comenzar con terapias alternativas, sobre todo aquellas cuya eficacia no ha podido ser probada o no tiene una trayectoria en el tiempo lo suficientemente larga

TERAPIAS PSICOLÓGICAS

Terapias Psicológicas

Se acude a terapia psicológica por motivos muy diversos, pero como todavía hay prejuicios respecto a esta práctica, tomar la decisión de asistir a la consulta de un terapeuta, sobre todo por primera vez, no es cosa fácil.

Además, mucha gente todavía es de la opinión de que ir a terapia sería reconocer que se es una persona débil, cuando en realidad es todo lo contrario, ya que aunque acudir a terapia ayuda a la persona a ser más fuerte emocionalmente y aporta herramientas que facilitan su mejor adaptación a situaciones complicadas que pueden aparecer en su día a día.

Baja autoestima, malestar emocional, soltar lastres y miedos, eliminar creencias limitantes, encontrar objetivos que nos motiven, problemas de pareja, traumas, crisis personales, desarrollo personal, … Los motivos que pueden llevarnos a decidir acudir a un terapeuta son de lo más diverso. Pero lo importante a la hora de elegir una terapia u otra no es tratar de saber cuál es mejor o peor, pues todas son efectivas y su finalidad tu bienestar, sino qué es lo que tú particularmente necesitas, cuál o cuáles son las más adecuadas para ti y el problema que quieres solucionar. Deja que primero te enumere algunos de los beneficios de la terapia.

Beneficios generales de la Terapia

Estos son solo algunos de los principales beneficios que aporta la terapia:

  • Ayuda a sentirte mejor, mejorando tu bienestar, tanto emocional como físico
  • Te aporta herramientas que facilitan una gestión más eficiente de los conflictos que puedas afrontar
  • Te ayuda a identificar tus creencias limitantes, lastres y miedos, para después poder eliminarlos
  • Te empodera, no te hace sentir empoderado, que es distinto
  • Te sentirás apoyado, no juzgado
  • Te sentirás protegido, seguro y apoyado, en un entorno de confianza
  • Te ayudará a conocerte mejor
  • Mejorará tu calidad de vida

Confusión de conceptos relacionados con Terapia y Psicología

Creo que hay mucha confusión a la hora de entender los diferentes tipos de terapia psicológica o metodologías. Seguramente, una de las razones de esa confusión, es que no se sabe distinguir muy bien entre psicología, psicoterapia y terapia. Esta última incluye TODO tipo de terapia, desde la que ejerce un psicoterapeuta (psicólogo titulado y después especializado en psicoterapia) hasta las terapias naturales, alternativas y complementarias. Y creo que, de ahí la confusión.

Diferencia entre Psicología y Terapia

La diferencia fundamental entre Psicología y Psicoterapia es que la psicología abarca, entre otras cosas, a la Psicoterapia, y esta última es una especialidad de la primera.

La Psicología es una ciencia, mientras que la psicoterapia es una forma de aplicar la psicología clínica, y no por haber estudiado la carrera de Psicología se está preparado para ejercer la psicoterapia, puesto que para ello hay que formarse en el tratamiento de trastornos psicológicos y especializarse. La terapia trabaja con personas para lograr cambios en ellas y en su problemática particular (o de grupo). También es importante saber que un terapeuta no es necesariamente psicólogo, ni le hace falta haber estudiado psicología para ejercer como terapeuta. Si eres PSICOterapeuta, sin embargo, se sobreentiende que estás titulado en Psicología y te has formado y especializado en psicoterapia para poder tratar los trastornos psicológicos. Más información en el siguiente post sobre la diferencia entre psicología y terapia.

Características principales de los tipos de Terapia

Estas son las características fundamentales de cualquier tipo de terapia, sea psicológica, derivada o alternativa:

  • Es una relación entre un mínimo de dos participantes en la que el terapeuta tiene formación en alguna especialidad relacionada con asuntos psicológicos, emocionales, relacionales, conductuales o físicos (fisioterapia u osteopatía, por ejemplo). Respecto al número de participantes, depende del tipo de terapia: de pareja, de grupo, psicodrama, familiar, etc., son todas ellas terapias en las que participan más de dos personas.
  • La persona que acude a terapia suele presentar algún problema emocional, de comportamiento, interpersonal o físico que desea o requiere solucionar.
  • A menudo la persona acude derivada por su médico, tanto en casos de tipos de terapia psicológica como alternativas. Por ejemplo, los médicos cada vez más recomiendan yoga, meditación o ir al fisio.
  • La terapia se basa en objetivos bien definidos, identificados por el cliente o paciente y con la ayuda del terapeuta.
  • El terapeuta empleará unos u otros métodos, según el tipo de terapia que la persona ha elegido. Los métodos de muchas terapias se basan en teorías formales acerca de los problemas psicológicos generales, como las que verás a continuación. Otros métodos son menos ortodoxos o nada comprobados y hay que ser cautos a la hora de acudir a esos tipos de terapia.
  • Independientemente de las inclinaciones teóricas, los terapeutas deben usar un enfoque multidisciplinar con varias técnicas de intervención.

Aclarado lo anterior, pasamos a ver cuáles son las terapias psicológicas más usadas en la actualidad.

Tipos de Terapia Psicológica

Existen diferentes modelos o tipos de terapia, que se corresponden con diferentes formas de conseguir los cambios que desea o necesita la persona. Dentro de la Terapia Psicológica hay, fundamentalmente, cuatro tipos de terapia y, de estos cuatro tipos, nacen multitud más. Es decir, que se basan en alguna de estas cuatro escuelas o tipos, con matices. La mayoría de terapias psicológicas se basan en uno de estos cuatro modelos que vamos a pasar a describir (cognitivo-conductual, psicoanalítico, humanista y sistémico), y los combinan, matizan o reformulan.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual es una fusión de dos tipos de terapia más antiguos, la cognitiva y la conductual. La primera se enfoca en los pensamientos y la segunda en la conducta y el comportamiento. La terapia cognitivo-conductual ayuda a las personas a tomar conciencia de ciertos pensamientos propios que son negativos o imprecisos con el fin de poder lograr mayor claridad a la hora de responder de forma más efectiva a las situaciones que les causan sufrimiento o conflicto.

Tanto por sí misma, como en combinación con otras, este tipo de terapia puede ser una herramienta muy útil para tratar trastornos de salud mental, como la depresión, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) o trastornos de la alimentación, por poner solamente unos ejemplos.

Sin embargo, no pensemos que todas aquellas personas que acuden a una terapia cognitivo-conductual tienen necesariamente una enfermedad mental. De hecho, esta terapia es una herramienta eficaz para ayudar a cualquier persona a aprender cómo manejar mejor las situaciones estresantes de la vida. Dejemos de estigmatizar cualquier tipo de terapia y acudamos a un terapeuta siempre que tengamos cualquier tipo de malestar emocional.

Visita el siguiente enlace si tienes dudas sobre cuándo acudir a un terapeuta.

Terapia Psicoanalítica

La terapia psicoanalítica se basa en la premisa de que la persona desconoce cuáles son los factores determinantes que influyen en sus emociones y comportamientos, pues son inconscientes. El psicoanálisis investiga estos factores y cómo influyen e incluso condicionan a la persona y sus patrones de pensamiento, conducta y emociones. De esta forma, para resolver las dificultades y problemáticas psicológicas y disminuir el sufrimiento de la persona, esta debe, antes de nada, comprender sus orígenes y las causas inconscientes que le llevan a pensar, comportarse y sentirse de ese modo.

La terapia psicoanalítica no produce resultados rápidos, pero a cambio, facilita que haya cambios profundos y duraderos en la persona, ya que posibilita el acercamiento de la persona a la comprensión de las dificultades que atraviesa y sus causas.

TIPOS DE TERAPIAS

Terapia Humanista

La psicoterapia humanista se centra en el crecimiento psicológico (entendido en el sentido de crecimiento y desarrollo personal), mediante la identificación, activación y despliegue de sus propios recursos y habilidades, para enfrentarse a diferentes situaciones vitales.

La psicología, filosofía y terapias humanistas ponen el foco en el ser humano, en su capacidad para el cambio y en lograr, potencialmente, la autorrealización y una vida significativa (hallar un auténtico sentido, significado, a la vida propia). Las terapias humanistas parten de la idea de que el ser humano posee, «por defecto», todas las herramientas y recursos necesarios para liberarse a sí mismo de cualquier sufrimiento psicológico y emocional. Solamente hay que hacerlos aflorar y desarrollarlos.

El Psicodrama de Jacob Levy Moreno, la Terapia Centrada en la Persona de Carl Rogers o la Terapia Gestalt son terapias derivadas de la psicoterapia humanista.

Terapia Sistémica

Las terapias sistémicas tratan los problemas de la persona, no como algo autónomo, sino como parte de un sistema (grupo humano en este caso) y entiende los síntomas de esa persona como la expresión de alteraciones en las relaciones personales. La terapia sistémica se basa en un enfoque psicoterapéutico cuyos orígenes están en la terapia familiar, sin embargo, se diferencia de ella en que la Terapia Sistémica no considera a la familia como el (único) foco de atención terapéutica.

Así, aunque los conceptos y técnicas de la Terapia Sistémica pueden aplicarse a las relaciones de pareja, equipos de trabajo, contextos escolares e individuales, el énfasis está puesto en la dinámica de los procesos de comunicación, en las interacciones entre los miembros del sistema y los subsistemas que lo componen. Tienes más datos en la información sobre terapia sistémica en Wikipedia.

La terapia breve, por ejemplo, deriva de la terapia sistémica.

Recuerda que puedes consultarme sin compromiso – Usa este formulario

Tipos de Terapia derivados

Derivados de las 4 terapias psicológicas anteriores existen muchos otros tipos de terapia. Voy a citar a continuación los más comunes.

Terapia Breve

En realidad el nombre completo es «Terapia Breve centrada en soluciones». Como su nombre indica, se trata de limitar el tiempo que dura la terapia, incidiendo en la búsqueda de soluciones, más que en el origen de los problemas, lo que favorece que veamos los resultados de forma más rápida y efectiva que con otros tipos de terapia. La finalidad de la intervención con terapia breve es interrumpir la espiral en la que ha entrado la persona centrándose en los problemas, que hacen que el mismo persista, y hacerlo además logrando resultados positivos en un breve periodo de tiempo.

Psicodrama

En el Psicodrama se aplica la expresión dramática con el fin de mejorar emocionalmente, mejorar tu autoestima, soltar miedos o incluso superar la ansiedad o la depresión. Con este tipo de terapia, no solamente relatas una situación, sino que la vives. Gracias a esta posibilidad de expresión vivencial, el psicodrama fomenta una mayor participación de la persona en su propio relato, adoptando roles e interpretando papeles.

Terapia Gestalt

La terapia Gestalt trabaja la autoconciencia para ayudarnos a resolver nuestros problemas con mayor seguridad. Su objetivo es que dejemos a un lado angustias vitales, que alcancemos la libertad personal y adquiramos la determinación suficiente para alcanzar nuestro máximo potencial. Esta terapia favorece el autodescubrimiento.

Terapia Transpersonal

Otra terapia humanista, desarrollada por Abraham Maslow durante los años 60. Su objetivo es ayudarnos a descubrir el auténtico sentido de nuestras vidas, resolviendo necesidades en función de lo que este significado recién descubierto nos marque. Es habitual que con este tipo de terapia se haga uso de otros tipos de terapias, alternativas, como el yoga, la meditación o las visualizaciones guiadas.

Terapia Junguiana

La Terapia Junguiana o el Análisis de Jung es un tipo de terapia especialmente útil para tratar las adicciones, la depresión y la ansiedad. Se trata de ahondar en el inconsciente de la persona a través de nuestros sueños y también de nuestras expresiones artísticas.

Counseling

En realidad el counseling no es un tipo de terapia, aunque sí es muy efectiva. Los profesionales que llevan a cabo las sesiones de counseling no son terapeutas sino counselors (consejeros, orientadores o consultores) que asisten a personas que atraviesan dificultades emocionales, relacionales, crisis, o que buscan mayor bienestar o armonía. Más información sobre el Counseling en este artículo de Wikipedia.

Conclusión

Naturalmente, esta es una lista muy, muy corta de tipos de terapia actuales. He nombrado las que he creído más comunes y efectivas, así como algunas más desconocidas o peculiares en las que que tal vez sería interesante que profundizases. En cualquier caso, espero que este artículo te haya sido de utilidad. Pero aun así, te dejo un par de sitios más en los que tienes mucha más información.

Artículo Tipos de Terapias Psicológicas del blog de La Mente es Maravillosa.
Artículo sobre Tipos de Terapias Psicológicas del blog de Psicología y Mente.

No te cortes si quieres dejarme algún comentario o hacerme alguna pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.